Publicado por Luz Jopia [admin] el 12/12/2015 (198 lecturas)

El encuentro anual de relaciones internacionales de UPLA se realizó este año en Ciudad de Guatemala y estuvo destinado a analizar los procesos migratorios que se están dando en el en el continente y el mundo, junto con los efectos que ello trae consigo tanto a nivel regional como global.
  Enviar artículo

Publicado por Luz Jopia [admin] el 9/12/2015 (496 lecturas)
(08 de diciembre 2015. El Venezolano).- El expresidente salvadoreño, Armando Calderón, expresó este lunes en la noche que “América Latina y el mundo está celebrándo que se diése un verdadero cambio en Venezuela. Se esperaba que el pueblo se volcara a votar y el pueblo se volcó. Eso ha sido lo maravilloso”.
  Enviar artículo

Publicado por Luz Jopia [admin] el 28/10/2015 (233 lecturas)
La Fundación Nueva Democracia con el auspicio de la Fundación Konrad Adenauer, invitan a usted a participar en el Foro: Estado de la Democracia 2015 conmemorando los 33 años de democracia en Bolivia, con el propósito de analizar la situación actual, problemas y desafíos de la democracia boliviana.
  Enviar artículo

Publicado por Luz Jopia [admin] el 27/10/2015 (208 lecturas)
El próximo 22 de noviembre los argentinos elegirán al presidente que conducirá el destino del país los próximos cuatro años, en un balotaje que se presenta electrizante. El pueblo argentino deberá elegir entre la continuidad del modelo kirchnerista encarnado por la candidatura de Daniel Scioli o la alternativa de cambio liderada por Mauricio Macri.
  Enviar artículo

SmartSection is developed by The SmartFactory (http://www.smartfactory.ca), a division of INBOX International (http://inboxinternational.com)
Newsletter > Hablando con Álvaro Uribe - Por Moisés Naim
Hablando con Álvaro Uribe - Por Moisés Naim
Publicado por Luz Jopia [admin] el 9/4/2012 (600 lecturas)

Acabo de entrevistar a Álvaro Uribe, el controvertido ex Presidente de Colombia. Mi primera pregunta fue esta: "Presidente, las autoridades han detenido a su ministro de Agricultura, a su secretario general de la Presidencia y a su director de los servicios de inteligencia. También están enjuiciados su ministro del Interior y su secretario de Prensa. Esto sólo puede significar dos cosas: o que usted tiene muy mal criterio para seleccionar a sus colaboradores o que hay un hostigamiento judicial contra usted y su equipo". Uribe me respondió que no se podía generalizar y que cada uno de estos casos había que discutirlo por separado, cosa que pasó a hacer. Uribe está convencido de que sus colaboradores son valiosos servidores públicos, inocentes de los cargos de los que se les acusa (corrupción, intervención ilegal de teléfonos, etc.).

La implicación es obvia: si tantos de sus más cercanos colaboradores están siendo perseguidos por la justicia y el expresidente cree que son inocentes, entonces él seguramente piensa que algo raro está pasando. Los ataques contra Uribe son también comunes en los medios de comunicación, donde columnistas y comentaristas lo denuncian feroz y constantemente. Esto es sorprendente, ya que Uribe culminó su presidencia con un respaldo del 75%.

Y a pesar de que las denuncias han disminuido los apoyos, el ex presidente sigue siendo inmensamente popular en su país. Hay buenas razones para ello. Durante su Presidencia, el país experimentó una transformación casi milagrosa. A finales de los años 90, Colombia rivalizaba con Afganistán en la lista negra de los estados dominados por el narcotráfico. Hoy se codea con Chile o Brasil en la lista de países de mayor éxito en América Latina. Cuando Uribe llegó a la Presidencia, en 2002, las guerrillas y las organizaciones paramilitares tenían un inmenso poder. Más de 300 alcaldías estaban cerradas, casi 3.000 colombianos permanecían secuestrados y transitar por las principales carreteras del país era un peligro.

Uribe inició una lucha sin tregua contra los grupos armados que tuvo gran éxito. Para el final de su mandato, en 2010, el Estado colombiano había recuperado el control y las Farc están hoy arrinconadas. La mejoría en la seguridad impulsó la mejoría económica. Colombia crece al 5% anual, tres puntos más que el promedio mundial. En 2011 llegó al 6%. Se crearon casi tres millones de puestos de trabajo y el desempleo pasó del 22% al 12%. Las exportaciones se triplicaron, al igual que las inversiones extranjeras; la inflación cayó al 3,7% y la pobreza disminuyó del 56% al 45%. Esto no quiere decir que Colombia esté bien.

La pobreza es enorme y la desigualdad, intolerable. Cuando le pregunté a Uribe sobre sus tensas relaciones con su ex ministro de Defensa y ahora Presidente, Juan Manuel Santos, me contestó que no quiere hablar de sus "tristezas personales". Pero no titubeó en referirse a los retrocesos que, según él, vive Colombia: "Yo no dejé un paraíso, pero sí un país en buen camino, y ahora tengo preocupaciones por cómo van las cosas", dijo. Concretamente, se quejó del deterioro de la seguridad y de "señales equívocas en las relaciones internacionales y la defensa de la democracia".

Sobre esto último y refiriéndose a la más armoniosa relación de su sucesor con Hugo Chávez, enfatizó: "Uno de los problemas es la obsecuencia de ciertos gobernantes con los dictadores. Yo no fui obsecuente con estas nuevas dictaduras¿ [A cambio de la mejor relación] el gobierno de Venezuela le ha entregado al Presidente Santos premios de consolación, personas de bajo nivel en las Farc. Los verdaderos cabecillas siguen cobijados en Venezuela". También le pregunté a Uribe por el incondicional apoyo que el ex Presidente de Brasil, Lula da Silva, le dio a Chávez y le pedí que ampliara lo que escribió en Twitter: "Lula combatía a Chávez ausente y temblaba frente a Chávez presente". Uribe sonrió con picardía y dijo: "Dejemos eso así¿".

Finalmente, le pregunté: ¿Por qué en Colombia lo atacan tanto? "Cuando tomé las duras decisiones que había que tomar sabía que estaba tocando intereses muy poderosos -de criminales y de sus aliados instalados en la sociedad y la política- y sabía que nunca me lo perdonarían. Y ahora estoy pagando las consecuencias", respondió. Para sus millones de simpatizantes esto es obvio. Para sus feroces críticos, esto no es más que otro truco de Uribe para acallarlos. De lo que no hay duda es de que Uribe dejó su país en mejores condiciones de como lo encontró.
  Enviar artículo

Explorar artículos
Artículo anterior Crecen rumores de delicado estado de salud de Hugo Chávez El Papa en Cuba ¿Valió la pena? - Por Vargas LLosa Artículo siguiente

Home ¦  Nosotros ¦  Directiva ¦  Noticias ¦  Enlaces ¦  Fotos ¦  Eventos ¦  Contacto

© 1992 - 2010 Unión de Partidos latinoamericanos - hecho con: impresscms - diseño: menochi

Creative Commons License     Que es ImpressCMS?