Publicado por Luz Jopia [admin] el 12/12/2015 (180 lecturas)

El encuentro anual de relaciones internacionales de UPLA se realizó este año en Ciudad de Guatemala y estuvo destinado a analizar los procesos migratorios que se están dando en el en el continente y el mundo, junto con los efectos que ello trae consigo tanto a nivel regional como global.
  Enviar artículo

Publicado por Luz Jopia [admin] el 9/12/2015 (477 lecturas)
(08 de diciembre 2015. El Venezolano).- El expresidente salvadoreño, Armando Calderón, expresó este lunes en la noche que “América Latina y el mundo está celebrándo que se diése un verdadero cambio en Venezuela. Se esperaba que el pueblo se volcara a votar y el pueblo se volcó. Eso ha sido lo maravilloso”.
  Enviar artículo

Publicado por Luz Jopia [admin] el 28/10/2015 (213 lecturas)
La Fundación Nueva Democracia con el auspicio de la Fundación Konrad Adenauer, invitan a usted a participar en el Foro: Estado de la Democracia 2015 conmemorando los 33 años de democracia en Bolivia, con el propósito de analizar la situación actual, problemas y desafíos de la democracia boliviana.
  Enviar artículo

Publicado por Luz Jopia [admin] el 27/10/2015 (194 lecturas)
El próximo 22 de noviembre los argentinos elegirán al presidente que conducirá el destino del país los próximos cuatro años, en un balotaje que se presenta electrizante. El pueblo argentino deberá elegir entre la continuidad del modelo kirchnerista encarnado por la candidatura de Daniel Scioli o la alternativa de cambio liderada por Mauricio Macri.
  Enviar artículo

SmartSection is developed by The SmartFactory (http://www.smartfactory.ca), a division of INBOX International (http://inboxinternational.com)
Newsletter > Perú: el mal ejemplo de la división
Perú: el mal ejemplo de la división
Publicado por Luz Jopia [admin] el 18/4/2011 (528 lecturas)

Por Guillermo Hirschfeld

En la primera vuelta de las elecciones presidenciales peruanas celebrada el domingo pasado obtuvo la victoria el candidato por Gana Perú, Ollanta Humala. Sin embargo, el porcentaje de votos obtenido no le basta para convertirse en el presidente del Perú en esta instancia. El candidato nacionalista tendrá que disputar una segunda vuelta contra Keiko Fujimori de Fuerza 2011, la hija del ex presidente que gobernó Perú en los noventa, también conocido como "el chino".

Lo que muchos analistas veían como el peor de los escenarios acabó sucediendo: se enfrentarán, en el ballottage, el candidato que representa al socialismo del siglo XXI (con todos sus vertidos contaminantes para la democracia: estatismo, indigenismo, resentimiento...) y la hija de la figura política que gobernó el país andino en los noventa, recordado en el mundo por los escándalos de corrupción, el "autogolpe" y la falta de respeto a las instituciones.

¿Qué ha pasado?

Un proverbio africano cuenta que viajando solos quizá se pueda llegar más rápido al destino, pero solamente juntos se llega lejos. Y en política esto suele ser así, pues la atomización de aquellos proyectos políticos que comparten, ya no sólo un mismo sector del electorado, sino también principios, conduce inevitablemente al fracaso de estas iniciativas.
Los principios compartidos, como el apoyo a la democracia, la economía de mercado, la aspiración de triunfo de la sociedad abierta sobre el populismo, la seguridad jurídica, reglas de juego claras, el pluralismo, los servicios básicos del Estado, el Imperio de la ley, la división de poderes, el Estado de derecho...tendrían que bastar para la unión de todo lo que está a la derecha de la izquierda y fuera del populismo; y no pueden ser arrastrados por una fragmentación que obedece a meros proyectos personales.

Así como afirmo que la unión de los afines ha sido una experiencia exitosa tanto para la centro izquierda como para la centro derecha en diferentes países iberoamericanos (el Partido Popular en España, liderado por José María Aznar, que consiguió alzarse con la victoria en el año 1996, la Concertación chilena, la alianza UDI-RN liderada por Sebastian Piñera en 2010); dado lo sucedido este fin de semana en el Perú, puedo sentenciar, sin temor a equivocarme, que la dispersión condena inexorablemente a la derrota.

Evidentemente, para la unión hace falta una miríada de cualidades en los líderes que comandan los proyectos: generosidad, sentido de Estado, responsabilidad, altura de miras y, sobre todo, entender que se deben privilegiar las concesiones recíprocas por encima de las ambiciones personales como factor decisivo para la construcción de un proyecto político ganador.
Así las cosas, llegan a la segunda vuelta del Perú Ollanta Humala y Keiko Fujimori, mientras que los otros tres candidatos del arco de centro, y centro derecha, Pedro Pablo Kuczynski, Alejandro Toledo y Luis Castañeda, obtuvieron por separado más del 45 por ciento de los votos. Lo que demuestra que, de haberse puesto de acuerdo y yendo con una única candidatura, ese espacio hoy estaría en la puerta del Palacio de Gobierno a la espera de una segunda vuelta contra Humala, con una victoria asegurada.

Todos afirmaban querer lo mismo, lo mejor para el destino de Perú, pero en realidad, salvando las distancias (cronológicas, territoriales y otras que puedan existir), esto me recuerda a Carlos V, cuando decía que Francisco I y él estaban de acuerdo: los dos querían Milán. Aquí también había un acuerdo, los tres candidatos querían lo mismo: ser presidente del Perú.
Lamentablemente no es la primera vez que ocurre este fenómeno en ese país. En la elección pasada de 2006, llegaron a la segunda vuelta Ollanta Humala y Alan García porque Lourdes Flores, la candidata de la centro derecha, no logró pasar a segunda vuelta. En aquella ocasión, le faltó un puñado de votos, precisamente los que le "sobraban" a representantes del mismo arco político que participaban de la elección sin ninguna chance.

Afortunadamente, Alan García obtuvo el triunfo definitivo y, sorprendiendo a muchos, si no a todos, alejándose del García de los 80, aquél que llevó al Perú a un desastre económico con un escenario de hiperinflación y desabastecimiento descontrolado, y aferrándose a los principios del libre mercado, siguió la senda del crecimiento, celebrando tratados de libre comercio y manteniendo la ortodoxia macroeconómica.

Las lecciones del Perú sirven para otros países del continente que están en la antesala de procesos electorales. Los actores políticos que comparten el mismo marco programático deberían observar atentamente lo que ha sucedido en el país andino porque allí hay un espejo mostrándoles la cara de un desolador futuro.

Temo que la ausencia de un sistema de partidos consistente y la miopía, cuando no la mezquindad, de los actores políticos generen todas las condiciones para que estas torpezas se cometan en otros países. He aquí la importancia de contar con un sistema de partidos políticos sólido, líderes con visión y un programa claro para la sociedad.

Y en lo que respecta a Perú, ahora toca cruzar los dedos e implorar para que se dé otra "conversión" como la de García en aquél que obtenga la victoria. Si se impone Humala, su transformación tendría que ser una verdadera metamorfosis. En cambio, si es Fujimori la que consigue la mitad más uno de los votos, bastaría con que emulase a Alan García: que todo lo malo que herede de su pasado, de su relato político anterior, le sirva como catarsis y sea el antídoto del propio veneno de aquellas medidas latentes en el recuerdo de su padre. En definitiva que, como dijo Cánovas del Castillo, la política sea el arte de lo posible y que la conversión sirva a un destino próspero para los peruanos.
  Enviar artículo

Explorar artículos
Artículo anterior Presidente de Ecuador se declara otra vez vencedor... Del Populismo al Futuro - Por Oscar Ortíz Artículo siguiente

Home ¦  Nosotros ¦  Directiva ¦  Noticias ¦  Enlaces ¦  Fotos ¦  Eventos ¦  Contacto

© 1992 - 2010 Unión de Partidos latinoamericanos - hecho con: impresscms - diseño: menochi

Creative Commons License     Que es ImpressCMS?